B'
Actitud
Ya se va la bruja
adios vecina

Mientras trato de organizarme y de aprovechar la mañana (me levanté temprano, 7:40, aunque el plan era 7:30 pero me cuesssssta…), sentada en mi escritorio y con Bernardo entretenido en su cuarto, escucho a la vecina de enfrente con sus gritos de casi siempre y no puedo más que agradecer que finalmente se mude del edificio. No duró nada, menos de un año. La señora es groserísima y enojona, una verdadera bruja. De esas señoras cincuentonas, chaparritas, de pelo negro corto y rizado, que se sienten las más elegantes y con clase, y que por supuesto tienen todo menos eso.

Cuando llegó al edificio, en diciembre del año pasado, Victor y yo le dimos la bienvenida amablemente y nos pusimos a sus órdenes, ya saben, y aunque al principio parecía muy amable y pensamos que sería una excelente vecina (sola, “tranquila”, sin hijos…). Me latió el día en que organizó una comidita pre navideña y empecé a escuchar su música y a oler el bacalao que preparaba, me dije, “esta va a ser la vecina ideal”… Pero tiempo después, no mucho, mientras le daba pecho a Bernardo, la señora se puso a gritarle, en las escaleras, a la vecina de arriba porque ésta le tiraba agua del balcón y ensuciaba sus vidrios. Se puso súper rudo el asunto, muy violento, y me molestó tanto que se pusiera a gritar de esa manera (y que dijera las cosas que decía) que salí a mi puerta y cuando bajaba por las escaleras, le pregunté amablemente si necesitaba ayuda. No saben cómo se me puso, no supo modular su voz conmigo y claro que me gritoneó a mí también. Me dijo que ella no necesitaba ayuda de nadie y me azotó la puerta en la cara, LI TE RAL, en la cara. Hice un coraje impresionante, se me revolvió el estómago durísimo, me puse a llorar de la impotencia y del enojo, y me senté a escribirle una carta en la que escogí muy bien cada palabra para demostrarle que yo sí tengo toda la educación que ella presume y de la que en realidad carece, y para decirle que no tenía ningún derecho a gritarme y que esa era la última vez que le dirigía la palabra… Total que desde entonces no nos decimos ni las buenas noches, y claro que nos evitamos mutuamente. Sin embargo, ahí no pararon las cosas. La señora es una verdadera grosera y le grita a todo el que puede, así que recientemente me tocó escucharla gritonearle a un pobre carpintero que le trajo un mueble y que aparentemente no quedó como ella quería. Lo trató de una forma tan violenta que de nuevo me dieron ganas de asomarme y pedirle que se callara. ¿Con qué derecho, con qué sangre, le dices a gritos a un carpintero que su trabajo es una porquería? ¿Quién puedes creerte para gritonearle así a alguien?

Recientemente me enteré de que la señora no está a gusto en el edificio y que sin importarle romper su contrato, se muda en estos días. Acabo de escucharla en la puerta, pidiéndole a los de la mudanza que bajen uno de sus muebles con cuidado, lo que me hace suponer que en breves días dejará de existir la bruja del departamento de enfrente. Y me pregunto, ¿quién llegará ahora?, y retomo lo mío…

admin
Yo creo que es muuuuuuuuy cierto.
October 4, 2011
0
Mau
Termino de leer la reseña después de carcajearme más de una vez. La ubiqué perfecto gracias a la descripción que nos diste de ella. Dicen por acá que los mejores vecinos son los que no ves ni oyes... ¿Será? =)
October 4, 2011
0
Cynthia
Tienes razón Itza, no existe el vecino perfecto... pero te juro que esta sí se pasó de bruja! jajaja Besos.
September 22, 2011
0
Itza
En lo que llega el o la nueva vecina a disfrutar que finalmente se va!!! nosotros que llevamos casi 8 años viviendo en departamentos (ya llevamos 3 mudanzas con hijos), es difícil adaptarse a los estilos de vida que cada quien tiene, porque uno se siente "ideal" y muy alivianado, el mejor vecino que cualquiera quisiera tener, jeje, etc....... yo tengo una vecina que por encima es la que se preocupa y ocupa por el "bienestar" de todo el edificio..... osease que es una metiche de lo peor!!! y por mas que yo soy tranquila, pacífica, amable, etc... (el primer año ahí les hice a todos los vecinos ponche y les lleve muy mona mis felicitaciones navideñas, ponía una canasta con dulces en Halloween, etc...etc...etc...), siempre uno acaba por decir: mejor cada quien a lo suyo!!! Tristemente la amabilidad se confunde con q los demás se vuelvan confianzudos y terminen abusando de lo alivianado que uno presume ser.... así que bien por ti Cyn que te libras de esta bruja!!!
September 18, 2011
0

Reader Interactions

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

 

Tambien te pueden interesar...