B'
Reflexiones
Reenamórate… ¡de ti!

Hace poco escribí un artículo para el suplemento de San Valentín del periódico Excélsior sobre el tema de la autoestima. El título de mi artículo era “Vuelve a enamorarte… de ti”, y lo escribí porque creo que este 14 de febrero a mucha gente que no tiene pareja le pega mucho su situación sentimental. Por supuesto, no todos los solteros y solteras la pasan mal, ¡al contrario! Pero para quienes estar solos les acongoja…

… quise reflexionar sobre la importancia de quererse a uno mismo antes que otra cosa. Aunque esta idea suena a choro (y sí, tener buena autoestima no está peleado con querer tener a alguien que te eche flores, te quiera y te apapache), es fundamental el amor propio antes de meterse en una relación de pareja –y, también, para tener una buena relación de pareja–. A veces, por no estar solas nos juntamos con quien sea, sin valorar si es la persona más ad hoc para nosotras, sin preguntarnos si es alguien que nos valora y que quiere estar con nosotras por todo lo que somos y no somos. Pero hacer ese filtro al elegir pareja es difícil cuando tú misma no sabes bien quién eres, qué te gusta, qué no te gusta, de qué pie cojeas y –sobretodo– cuando no te aceptas con todo tu “paquete”.

No importa la edad, aunque es bien cierto que con la “madurez” uno aprende todas esas lecciones que nos ayudan a aceptarnos como somos y a querernos mucho. Estoy rodeada de muchas amigas que llevan ya años en una relación de pareja, estable y feliz. Pero igual tengo otras que han atravesado por un divorcio, cuando descubren que entre su pareja y ellas ya no queda casi nada en común y, sobre todo, cuando descubren que se esfumó de una forma u otra la admiración mutua. Nada fácil, mucho menos con hijos de por medio. Pero me parece valiosísimo y muy admirable tener la capacidad para reconocer cuando una relación ya no funciona, sobre todo cuando no te sientes admirada ni admiras a la persona con la que estás. Y sobre todo, lo más respetable es, en mi humilde opinión, reconocer cuando a una le hace falta volver a quererse mucho, cuando una descubre que se ha “abandonado” en el camino porque decidiste que tu prioridad sería tu pareja o tus hijos o tu trabajo… Cuando reconoces tu responsabilidad en la ecuación y decides tomar cartas en el asunto (llámese seguir en esa relación o terminar por la paz).

La autoestima está muy devaluada como concepto, pero no olvides que no es otra cosa que la valoración que haces de ti misma

No importa si estás casada o te divorciaste, si tienes pareja o estás soltera, creo que es buen momento (de hecho, cualquier día lo es) para reencontrarte contigo misma, para hacer un recap y darte cuenta si has dejado de ser tu principal prioridad. La maternidad fomenta mucho ese “auto abandono”, no en mala onda, sino porque es muy fácil y tentador dejarse llevar por las demandas de los hijos, por la culpa, por los sentimientos mal comprendidos de responsabilidad, por las ocupaciones cotidianas que te absorben demasiado… Sí, a los hijos hay que quererlos mucho pero, y aunque suene “feo”, hay que quererse uno más.

Date un espacio y comienza a reflexionar sobre cuánto amor te tienes, y todo lo que eso significa.

Para este 14 de febrero, te propongo hacer una mini celebración contigo misma. Apapáchate. Consiéntete. Date un espacio. Lo necesitamos todas. Sin duda, si tú no te pones como tu prioridad, no lograrás esos momentos para ti que tanto extrañas y te hacen falta. Por mi parte, estoy decidiendo entre ir a un spa, hacerme un mani y pedicure, irme sola al cine (¡amo! y hace mil no lo hago) o por lo menos ir a meterme un par de horas a una librería, con café en mano y a escribir (cada quién escoge su hobbie, ¿no?). Hazlo. Date ese espacio y comienza a reflexionar sobre cuánto amor te tienes, y todo lo que eso significa. La autoestima está muy devaluada como concepto, pero no olvides que no es otra cosa que la valoración que haces de ti misma: ¿te sientes suficiente o siempre te exiges demasiado?, ¿eres compasiva contigo misma o muy dura?, ¿te reconoces tus logros o siempre estás mirando lo que pudiste hacer mejor?, ¿te gusta cómo eres o siempre te estás comparando con los demás?, ¿te la pasas bien contigo misma o no puedes estar sola? Todas estas preguntas hablan de tu nivel de autoestima, de qué tan bien te conoces y te aceptas como eres. Somos evolución. Cambiamos constantemente. Y como mamás, el paquete es más complicado porque jugamos roles muy distintos: somos mamás pero también esposas, pero también mujeres… ¡Cómprate un camisón sexy y vuelve a sentirte sensual! Hazlo por ti (y si lo puedes disfrutar con tu pareja, ¡qué mejor!). Consiéntete, por ti, por tu felicidad, por tu bien. Feliz San Valentín.

Besos

 

Crédito de foto: Kerrie Moon via A Joyful Journey
Cynthia Leppäniemi
Gracias a ti por leer y por compartir. Un abrazo.
February 15, 2017
0
Mi
Feliz Dia de Sn Valentin !!!! Gracias por la reflexion y por las sugerencias y creo que realmente tienes razon Bendiciones
February 15, 2017
0

Reader Interactions

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

 

Tambien te pueden interesar...
Instagram