B'
Actitud
Primer día del año

Para mí siempre es una sensación especial vivir el primer día de un año nuevo. En esta ocasión hemos pasado el fin de año en Oaxaca, de manera muy sencilla, sin complicaciones y muy pero muy a gusto. Al parecer, por ahora quedaron atrás los festejos demasiado estruendosos o concurridos, y las desveladas ya no son una primera opción para Vic y para mí. La celebración para despedir 2012 estuvo, en cambio, colmada de serenidad, sencillez, calidez y calor de familia. Tom preparó una pasta a la bolognesa y yo la sopa de apio y un pay de calabaza que acompañamos con un vino caliente estilo europeo que mi cuñada nos hizo. Delicioso pan y chianti fueron suficientes para despedir el año que se fue y darle la bienvenida al 2013.

¿Propósitos? Más bien… Deseos, sueños, anhelos y sí, algunas nuevas tareas que llevar a cabo con el propósito, ahora sí, de cumplirlas y gozarlas en el camino.

Deseo que 2013 esté colmado de salud, serenidad y muchas celebraciones, sean éstas fastuosas o sencillas pues hay que recordar que la vida nos da todos los días razones de sobra para celebrar.

¡Feliz 2013!

Reader Interactions

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

 

Tambien te pueden interesar...