B'
Reflexiones cotidianasUncategorized
Navidad… tiempo para las amigas

Es difícil encontrar espacio en estos tiempos para verse con las amigas. Sobre todo cuando todas estamos en lo mismo: hijos, trabajo, casa… El tráfico, las múltiples ocupaciones de la vida cotidiana y el cansancio no siempre nos dejan espacio para ver a las amigas. Sin embargo, la época navideña es el mejor pretexto para agendarse tan deliciosas reuniones y disfrutar y convivir con ellas, sobre todo con las que entrañablemente queremos pero vemos poco.

El domingo pasado tocó la reunión navideña (con intercambio de regalos y toda la cosa) con mis amigas de la secundaria. Nos reunimos a desayunar en un restaurante y la pasamos muy a gusto. Buenas noticias, chismes sabrosos, regalos divertidos. Sobre todo, la compañía que no cambia: seguimos siendo las mismas, sólo que ahora tenemos hijos y esposos, y compromisos y escuelas; pero sentadas ahí, en esa mesa, nos vi siendo las mismas chavitas de la secundaria, quizá un poquititito más grandes pero también más guapas, ¡jajaja!

Hoy tocó desayuno con dos amigas entrañables. Vinieron con sus respectivos hijos que, sumados con Bernardo, ya hacían “bola”. Fue muy emotivo verlos juntos. Ver a cada uno en su personalidad y conviviendo y llorando porque le quitaron un juguete o porque tiene sed y se tomó el agua del otro, etcétera. Lo cierto es que, aunque el café y el soufflé de huevo los comimos medio fríos, a las tres nos supieron deliciosos (y en cuanto a la temperatura de los alimentos ya estamos acostumbradas…). Fue lindo vernos en estas fechas, darnos regalos y compartir varias horas juntas de una forma tan familiar y cómoda.

Así que creo que con este tipo de reuniones, el alma se va llenando más y más del verdadero espíritu navideño; y son las reuniones que se quedan en los recuerdos y hacen buenas memorias de la época. Ojalá hubiera más oportunidades para vernos más seguido, pero entendiendo cómo son las cosas. Y de alguna manera, este pedacito de tiempo, de amigas, de apapacho, sabe siempre mejor. Gracias, las quiero.

 

 

Michelle
En efecto, momentos inolvidables y que continúan llenando el "cofre del tesoro" con mas recuerdos lindos. Gracias a la "host" perfecta por un brunch (que originalmente era desayuno) magnifico y un lunch delicioso para Luis. Besos, te queremos!
December 20, 2011
0

Reader Interactions

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

 

Tambien te pueden interesar...