B'
Maternidad
Nada es imposible

Mujer escalando la palabra imposible, de SapoConcho


 
¿Qué tal estuvo tu fin de semana? ¿Cómo te sientes hoy? Últimamente, los días para mí empiezan muy temprano pues mi hijo ha recorrido su horario por alguna extraña razón y se despierta entre 6:15 y 6:30 am. ¡Para mí eso es madrugar! Pero no me está quedando de otra más que despertarme junto con él y comenzar el día por lo menos a eso de las 7 am. Nada mal en cuanto a que siento que el día me rinde mucho y lo aprovecho mejor, el problema es que esto implica que debería mover también mi horario para irme a la cama: sigo durmiéndome muy tarde y, obvio, las horas de sueño se me han acortado.

 

Hoy salí temprano de casa para hacer algunos pendientes y en este momento, mientras Bernardo duerme su siesta, me ha entrado el down por el cansancio, ¡apenas es medio día! y me siento nuevamente “abrumadita” por todas las cosas que tengo que hacer y que no sé por dónde empezar. Pero creo que debo recordar que nada es imposible, mucho menos para una mujer (cosa que me quedé reflexionando mucho cuando encontré esta ilustración de Penélope Tortosa en Etsy). Una mujer decidida es capaz de llegar muy alto, de escalar cualquier montaña y superar muchos obstáculos. Las mujeres sabemos ser multitask, pero no hay que abusar del cuerpo, éste necesita descansar. Para mí hay varias “montañitas” que escalar: comer mejor y hacer ejercicio, organizar mi escritorio y mis ideas, y tener una rutina un poquito más establecida. Les cuento que por ahora sigue siendo difícil concentrarme de lleno en algún proyecto pues mi hijo aún está en casa conmigo todo el día, pero ya ando en la “entretenida” labor de buscarle Kinder para el próximo verano y sé que para cuando Bernardo entre a la escuelita habrá más consistencia en mis horarios. Sin embargo, por contrario que parezca, no es algo que esté esperando con ansia: estos 2 años y medio mi “no rutina” ha sido todo un reto fantástico. Sí, la mayoría de los días son cansados, lidiar todo el día con un chamaco no es cosa fácil, una se agota, pero ya en perspectiva me doy cuenta que se pasaron volando y que nada me gusta más que tener a este fabuloso compañerito de vida para ir de arriba abajo juntos todo el día…

 

Por ahora, seguiré disfrutando su compañía full day, ¡me encanta! Y los proyectos profesionales seguirán caminando lento hasta que tenga más tiempo para concentrarme en ellos. Lo que sí no quiero dejar en el camino es la escritura, la cocina y este blog, así que… sabiendo que no hay imposibles para una mujer, seguiré creyendo que todo es posible aunque no al mismo tiempo.

 

Esperen muy prontito nuevas recetas, ¡ya casi termino de editar las fotos!

 

Besos
 

Reader Interactions

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

 

Tambien te pueden interesar...