B'
Actitud
Felices vacaciones

Hoy miércoles es como viernes para todos. Aunque los niños inauguraron sus vacaciones de Semana Santa y Pascua desde el viernes pasado, mañana empiezan los días de “asueto” (me encanta esta palabra) para nosotros los adultos. La vibra vacacional se siente, el tráfico ha bajado bastante desde el lunes y seguramente muchos ya agarraron carretera para huir de la ciudad. Nosotros solemos quedarnos en el DF a disfrutarlo vacío. Son los mejores días para estar en esta gran ciudad que se queda tranquila, sin tráfico (si bien muchas tiendas, restaurantes y algunos museos y lugares de entretenimiento permanecen cerrados… ). Los días están increíbles: con la primavera en su apogeo, las jacarandas enmarcan de lila las calles y contrastan con el verde de los “otros”, los que no tienen el privilegio de ser jacaranda… Y también, este árbol se encarga con sus flores de tapizar de morado las calles. Sin duda, la mejor época para disfrutar el Distrito Federal…

jacar-821x1024

Sin embargo, esta vez sí vamos a ser parte del éxodo chilango y… ya veremos cómo nos va. Recen para que no estemos cuatro horas (o más, Dios nos libre) parados en la carretera nomás para ir a Cuernavaca, y ojalá que lleguemos en un tiempo “decente” y sin habernos vuelto locos porque tal vez Bernardo se altere un poquito de tanta carretera…

crazy-682x1024

Tan solo hoy no ha sido un día pre-vacación fácil: se descompuso la bomba de agua del edificio y tuve que bajar a supervisar al técnico que llegó justo cuando arrullaba a Bernardo para su siesta. Cuando por fin mi hijo comenzaba a cerrar los ojos, el timbre sonó a todo lo que daba, acompañado por los fantásticos ladridos de Lacho, que no paraba, y yo, queriendo aventarme por el balcón. Y es que la siesta se retrasó un poco y Bernardo ya andaba medio crazy, y a mí ya me urgía sentarme a trabajar y a tomarme mi anhelado café (el cual, obviamente, se me enfrió).

Sumemos que el viernes es cumpleaños de Vic y yo no estoy “lista” (y no digo más para que no se entere) y tengo que llevar al rato al mismísimo Lacho con el veterinario, donde tendrá que quedarse en estas vacaciones porque no podemos llevarlo con nosotros…

lacho-300x216

Todo esto no implica que no esté saboreándome ya nuestro merecido descanso vacacional de Semana Santa en el hermoso hotel donde nos hospedaremos. Huyendo de las multitudes, elegimos un hotelito boutique muy lindo, una hacienda que “promete”… espero que desde allá pueda compartirles el ambiente y las hermosas vistas que seguro disfrutaremos (y que la mentada Banda Ancha Móvil de Telcel sí jale por allá y no me saque las canas verdes que me sacó en días pasados…). Ese tequilita y esas chelas que espero disfrutar junto a la alberca ya me los estoy saboreando… y espero que Vic la pase muy bien en su cumpleaños.

A Bernardo lo disfrutaré mucho, tiempo completo ahora sí, pues estos días he estado en la loca (mmm, hablando de estar crazy, la mamá también lo ha estado…) porque estoy en un proyecto de escritura, del que aún no puedo hablar mucho, que me entusiasma y me tiene muy ilusionada.

Mientras tanto, les mando mis mejores deseos para que disfruten de la Semana Santa, con o sin multitudes, y que sean éstos unos días de descanso maravillosos pues seguramente se los merecen…

Besos

botanica2

 

 

Reader Interactions

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

 

Tambien te pueden interesar...